dilluns, 29 de juliol de 2013

Vergüenza ajena Sres de adif y renfe, vergüenza ajena...

"Las declaraciones en contra de la actuación del maquinista del tren Alvia que descarriló en Santiago son muy duras. Los responsables de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) y Renfe se manifestaron a los medios afirmando que no hay fallo de los mecanismos de seguridad y que era labor del maquinista acomodar las velocidades al protocolo al efecto."

No es que me sorprenda, les conozco bien, trabajé 27 años para Uds., pero una, ilusamente, espera que en un caso tan grave como este, aunque solo fuese por respeto a los muertos (que son de todos, pero más suyos que nuestros), sean capaces de ajustarse los machos y dar la cara, o al menos ser prudentes con sus palabras, pero no...

 Es vergonzoso que el presidente del Adif, Gonzalo Ferre, suelte tranquilamente que en el caso del tramo de Orense a Santiago, una parte de este recorrido contaba con ERTMS y otra con ASFA (en la zona accidentada), que "el operador lo ha decidido así y nosotros únicamente gestionamos la vía y ponemos a disposición los sistemas de seguridad. Cada operador ferroviario toma las decisiones que considera oportunas y embarca los sistemas de seguridad que considera oportunos", y que afirme, sin sonrojarse sabiendo lo que sabe, que funcionaron todos los sistemas de seguridad y que, en cualquier caso, el maquinista tenía una hoja de ruta con todas las indicaciones porque "esa es la función del maquinista dentro del tren", es decir, "controlar la velocidad", porque "si no, sería un pasajero". 

Es una vergüenza que el presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, diga que "Entre Ourense y Santiago es una vía que tiene sistemas de seguridad mixtos y en la aproximación a Ourense y a Santiago, donde se produjo el accidente, tiene sistemas Asfa, que no son de alta velocidad", ya... lo que pasa es que el sistema ASFA en ese caso es de tipo 200, o sea "funciona" si rebasas los 200km/h. (hasta los 80, "solo" 120 de diferencia, en 4km, lo que supone tener 1minuto -máximo 1'12"- de capacidad de reacción humana para frenar), y el ERTMS no estaba operativo no por no ser AV, si no por problemas de "cobertura" de la señal GSM.

 Aún tendremos que dar gracias a los dioses de la curva "no difícil", si no es por ella, lo mismo el Alvia se empotra en la Estación de Santiago a 190km/h y en lugar de 79 fallecidos y más de 130 heridos (20 aún en estado crítico)... mejor no pensar en ello... :(

Y es vergonzoso que la ministra de Fomento, Ana Pastor, afirme cual lorito (en la Cadena Cope!!!!),  que "los sistemas de seguridad en Europa y España van adecuados en cada momento a los tipos de trenes y a la velocidad permitida, y hay unos protocolos que definen los técnicos, y a esa definición y esos protocolos son a los que se tienen que atener las personas que tienen responsabilidad de estar al frente de un tren" ¡Ole mi niña, que descansada se habrá quedado!, bueno, al menos esta tiene cierta disculpa, no sabe, lee lo que le dicen.  Pero de lo que sí es responsable es de no marcar su propio protocolo para una situación como esta, y de no dar una rueda de prensa, y las que hagan falta, dando información real en tiempo real, en lugar de andar por ahí declarando chorradas obvias y lapidando al maquinista.


Seré idiota, a la par que agnóstica, pero aparte del funeral que se ha celebrado esta tarde, y que está muy bien para los católicos creyentes, y hasta es posible que reconforte a los vivos y encamine a los muertos al cielo, no hubiese estado de más organizarse en una especie de plataforma de crisis, protocolaria, compuesta por la representación del Gobierno, de Renfe y de Adif, con un portavoz único que nos transmitiera, o lo intentase, la tranquilidad de la promesa de una investigación como "dios mandao", e, insisto, una vez aclaradas las causas y asumidas las responsabilidades, la toma de medidas correspondientes para que no vuelva a ocurrir algo semejante NUNCA JAMÁS (esta vez el maquinista se ha "despistado", pero mañana tiene un coma diabético, un vahído, o un paro cardiaco ¿y?...).  Entretanto, la boca, todos y para todo lo demás, cerradita, y sin tirarse piedras unos a otros, que así no se arreglan las cosas, ni tampoco venderemos infraestructuras de AV, ni Alvias, ni "balas", ni ná, ahora ya nadie se cree que estéis libres de pecado.

No sé como nos ve Brasil, pero yo solo veo sucias y traidoras luchadoras escurriéndose en el barro, si se les va de la mano que no echen la culpa a nadie, si hubiesen estado calladitos, si se hubiesen mostrado consternados e incluso hubiesen "apoyado" al maquinista (que desde el primer momento reconoció que se excedió en la velocidad), a lo mejor hubiesen librado piquete...

¡De qué me sorprendo!, siempre se han caracterizado por tener la sicología en el culo y el culo en parís.

mmha, 29/07/2013



dijous, 25 de juliol de 2013

No preguntes por quien doblan las campanas


"Un tren de pasajeros descarriló a última hora de la tarde de este miércoles 24 de julio y causó la muerte de al menos 78 personas. El suceso tuvo lugar en las proximidades de Santiago de Compostela, sin que por el momento se conozcan las causas aunque se baraja la excesiva velocidad. Además, hay al menos 130 heridos, 20 de ellos críticos." ...

Nadie es una isla, completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo de continente, una parte de la tierra.; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia. La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad; por consiguiente nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti.  John Donne



Es el momento, y no necesariamente por este orden, de estar triste y de llorar;
es el momento de investigar, recabar pruebas para depurar responsabilidades y, sobre todo, para que no vuelva a ocurrir;
es el momento de sacar los restos e identificarlos, para que los familiares no se vuelvan más loc@s de lo que deben estar ya,
es el momento de salvar a los heridos graves y atender al resto de la mejor manera posible, sin chapuzas, para paliar en lo posible las secuelas de sus heridas;
es el momento de atender sicológicamente a las víctimas, herid@s, familiares..., a TODAS las víctimas, incluyendo al Maquinista, que de los vivos ilesos es quien se lleva la peor parte: sobrevivir con los muertos y heridos en sus espaldas, con o sin error por su parte, saben que los viajeros son su responsabilidad;

No es el momento, y no necesariamente por este orden, de hacer campaña política;
no es el momento de sacar imágenes del accidente y de las víctimas, cuando aún hay familiares que no saben ni dónde ni cómo están sus seres queridos;
no es el momento, y siento vergüenza ajena, de lapidar al maquinista, en menos de 12 horas especulando en los medios públicos y redes sociales, con sus supuestos alardeos de alta velocidad en twitter (quién cojones se dedica a esto y con qué medios? ha cobrado por publicar esta mierda?);  la primera vez que viajé en el TGV, de Lyon a París, la gente aplaudía en el vagón cuando se batía un record de velocidad, de eso se trata la Alta Velocidad ¿no? , un tren de AV no es un coche deportivo que va por en medio la calle, un poco de seriedad.

Hija de maquinista y hermana de ferroviarios (yo misma lo he sido durante 27 años), nunca he conocido un accidente de tren que ocurra por una sola causa, es el transporte más seguro que existe, y solo la nefasta coincidencia de varios fallos  (averías/incidencias/errores humanos...) puede provocar un accidente.
mmha 25/07/2013
 
Sin tirantez ni acritud...
El ASFA (Anuncio de Señales y Frenado Automático) es un sistema de alarma automático ampliamente difundido en la red ferroviaria española. Consiste en un mecanismo que detiene al tren si el agente de conducción no respeta lo indicado en las señales.
 
 

dilluns, 22 de juliol de 2013

Días duros... Stand by me (John Lennon)


Se te desmorona algún que otro pilar y el techo amenaza con desplomársete en la cabeza...
y tu gente, la de siempre, está ahí, contigo, para compartir una comida, una tarde de playa, una conversación inteligente..., o mandarte una chorrada que entrelíneas "dice": no estamos, pero somos,

y aparece gente nueva, con una sonrisa, un abracito..., o reaparece gente "semi" nueva, con capacidad de perder casi el día entero contigo, compartir unas copas, hablar el mismo idioma,

te llegan palabras amables, sin rostro,

o, simplemente, alguien que piensas que no se molesta ni en pensar en ti,  te manda un vídeo mono que te arranca una sonrisa...

El caso es que cuando quieres recapacitar en ello, básicamente para regocijarte relamiéndote tus heridas, te das cuenta que esos días que amenazaban ser un largo infierno, han sido estupendos, y que apenas has estado sola unas horas, y casi casi porque has querido.

Vale, un pilar es mucho pilar, pero 20 apuntalamientos aguantan un techo y lo que te echen,
gracias!